Sostener la fachada

Gastamos mucha energía intentando que los demás nos vean como queremos que lo hagan. Después querremos sostener la fachada haciendo y diciendo cosas que la soporten y callando o evitando hacer cosas que la socaven. Sensando lo que es aceptado de nosotros, reforzándolo. Ahora hay que mantener esas opiniones que creemos generar. Sin embargo, a la larga ellos verán lo que ven, independientemente de todo el esfuerzo que pusimos. Buscamos aprobación. Queremos encajar y que nos amen. Tememos ser rechazados. Nos duele el juicio. Esa fachada debe ser mantenida y al ser tan costosa, cualquier cosa que la haga temblar nos pondrá a la defensiva. Y cuando aparezca quien nos guste nos sentiremos con la duda de quien se enamoraron. Y temeremos la pérdida…Asi siempre se pierde. Quizá no haya que arreglarte. Quizá puede que estés bien. Quizá tu humanidad sea suficiente. Quizá tu libertad comience allí, aquí, en la intimidad de todo y con todo lo que es.

 

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Vivir 0,0
    Dic 27, 2016 @ 12:59:39

    Cuando cae un árbol en medio del bosque y no hay nadie para oírlo, ¿hace ruido? Y si no hubiera nadie ahí fuera, ¿tendría sentido nuestra existencia? Y si nuestra existencia tiene sentido gracias a los demás, ¿no es lógico que nos afecte lo que piensan de nosotros? -me pregunto desconsolado mientras quiero pensar que no es así.

    Responder

    • Juan Pablo
      Dic 27, 2016 @ 18:46:56

      Para que un árbol o cualquier cosa haga ruido es necesario que exista un aparato auditivo que tranforme vibraciones en sonido. Habrá vibración, pero no sonido.
      Si no hubiera nadie afuera…en realidad no lidiamos con un afuera, todo ocurre dentro. El sentido de la vida o existencia no va más allá de este momento que es pleno y completo en si mismo. No necesita que tenga sentido para que exista.
      Es lógico que nos afecte lo que piensan de nosotros? Primero busquemos a quien esto afectaría y que estamos defendiendo. Que queremos conseguir y por qué nos importa tanto la aprobación en la mirada del otro. Qué observa la alegría o el desconsuelo si obtenemos o no lo que buscamos.
      Gracias por pasarte por aquí.
      Bienvenido y a tus órdenes.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Es lo que hay on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: