Está aquí 

Si la respuesta no esta en la mente, si esta mas allá de ella, dónde sería eso? La mente es tiempo, pensamientos y emociones. La respuesta pues no está en ningún pensamiento ni conjunto de pensamientos. No es una creencia ni conceptos. Tampoco está en el pasado o el futuro porque no existen mas allá de historias como flujo de pensamientos que nos las cuentan. Así, siempre estuvo aquí. No se puede imaginar. No se puede alcanzar con la práctica ni con la esperanza de que alguna vez sucederá. No hay caminos que nos acerquen ni nadie que nos lo pueda dar. Lo que es, es la pura y desnuda presenciación. Es lo real y factual, la talidad, el conocer en este puro instante no conceptual. Se escapa cuando la mente lo quiere atrapar en un concepto para ser analizado. Está aquí, donde estás, es eso que ilumina el momento, el cuerpo, los pensamientos y las historias. Es el darse cuenta, el ver y el conocer. …Una puerta se abre y un sonido aparece, una voz surge de la nada y un “me tengo que ir” cuenta que un yo tiene que hacerlo.  

 

Anuncios

Buscador

Qué puede conseguir el buscador mas que la búsqueda? La esperanza de hallar lo que busca, es su perpetuación. El buscador está ansioso para escuchar la próxima máxima clave que le dará la comprensión de lo que es. Lo que está aquí, es lo mismo que estará allí y allí y allí. Lo que no cambia es lo que está conociendo.   

Mas allá 

Todo el tiempo surgen pensamientos ante mí dándome opciones de cosas para hacer y conseguir. Todo el tiempo las sugerencias dan a saber acerca del próximo paso, lo envuelven todo con el peso de la responsabilidad o de la indiferencia, o de la culpa y del llegar a ser lo que supuestamente aun no soy. Todo en el relato es válido para sacarme de la simplicidad del instante presente. Un tironear constante, como un niño mostrándome sus acrobacias, mírame, mírame! Y yo miro allí y al hacerlo dejo de ver aquí. Y sin embargo esa aparente ausencia de “aquidad” sólo puede ser evidenciada por lo que nunca desaparece. El tiempo es mente, concepto, ilusión y un acuerdo para referenciar el no-tiempo. Lo que somos no está amarrado al tiempo que no existe. Es la realidad presente y eterna. Este racimo de conceptos que llamo yo y que resulta ser mi apariencia para el mundo, al ser un constructo mental y por ende atado al tiempo, no puede experimentar esto. Esto ya está aquí y es lo único que está teniendo lugar. Esto que somos es todo esto conociéndolo todo tal como ahora es. Más allá de cualquier concepto. Donde se mire, allí está. Libre y de primera mano. Esta actividad de conocer, la conciencia que conoce es la conciencia que somos, que más puede haber? Mundos, como pensamientos en ebullición nacen y mueren. Y esto, aquí, permitiéndolo todo…  

Perpetuación

Cualquier movimiento con intención de adquirir o estar o “ser” algo o alguien distinto a lo que es, es un proceso de devenir. Mientras eso discurre, ya se es, sin esfuerzo. El miedo a la muerte, es el miedo a la muerte del “yo”. Perpetuar la idea del yo requiere un trabajo constante en cualquier dirección, la que fuese, más allá de que ya se es en el ahora atemporal. La búsqueda de lo que sea, en cualquier nivel, es el deseo de ser en el futuro. 

 

Follow Es lo que hay on WordPress.com