Un sentimiento doloroso. 

Me di cuenta que cuando surgía un sentimiento doloroso, algo que provocaba angustia, intentaba mitigarlo de varias maneras. Me veía comiendo en exceso, cuando el vacío que sentía no tenía nada que ver con nada que pudiera ser llenado con comida. O bien recurría a escuchar música, leer, ver la tele o tener sexo. Cualquier cosa que sirviera para mitigarlo. Y sí, era violento con ese sentimiento. Quería extinguirlo, ahogarlo, asfixiarlo o destruirlo. La otra opción era tomar el papel de víctima, del yo que sufre y de alguna manera justificar varias acciones y comportamientos. Pero ese sentimiento esta aquí y representa la oportunidad de abrazar todo lo que se presenta y surje, como y desde la totalidad que somos. Estar aquí para el sentimiento doloroso es abrazarlo, amarlo hasta que la muerte nos separe. Estar aquí para él es ser consciente del flujo y reflujo de la marea de los sentimientos y emociones, de patrones de energía en movimiento llamando a la puerta de la conciencia para ser vistos. Cuando pude abrazar el sentimiento él entonces decidió dejarme. Puede quedarse o irse. Yo estoy aquí.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Es lo que hay on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: