Ansia 

Amigos, en este amor sin nombre en el que todo acontece, sirvámonos una copa del eterno manantial. Lo único que satisfará el ansia que nos reclama, el infinito que nos traga. La invitación es permanente, paciente y eterna. La llama inextinguible quemando cualquier residuo, el silencio sosteniendo cualquier sonido. Aquí está, cuando palpita, en el corazón de todo Ser, del Último y Único Ser en que vivimos y nos movemos.  

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Es lo que hay on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: