Estar aquí 

Cuántas veces pensamos en que deberíamos estar en algún otro lugar, estando aquí (dónde siempre realmente estamos)? Esta es otra forma de escisión. Como tal, la vivimos como cualquier ruptura. Nos sentimos alienados, imaginando cómo sería estar en ese otro sitio y/o con esas otras personas, con la gente que amamos, con los amigos queridos, o con los compañeros del trabajo. 

Entrevemos la película desplegarse, los rostros, las posibles actividades o incluso los temas que se están tratando! Nos vamos allí y nos perdemos aquí. Creemos que nos perdemos de algo y nos sentimos culpables, ansiosos, insatisfechos o angustiados. Suponemos que nos estamos perdiendo de algo o aun perdiendo el afecto o consideración de quiénes están allí. Y buscamos también escapar de esas sensaciones poco confortables. Estamos allí en la mente y ahora también escapando de esa sensación incómoda, con algo que hable más fuerte que la angustia, el dolor o la incomodidad. Quizá ponemos una película o nos dirigimos a la heladera o leemos sobre algún tema atrapante acerca de vivir en el ahora 🙂 para sacarnos de esas sensaciones. 

Sí, todo por creer que deberíamos estar allí, estando aquí. Pero la verdad es que estamos aquí y éste aquí resulta un hermoso lugar dónde vivir, cuando nos damos la oportunidad de estar presentes y darnos cuenta. 

Cuando advertimos que donde fuese que vayamos nos encaminamos hacia aquí, no te lo quieres perder. Estar aquí en un 100% disponible nos convierte en la coherencia misma. El vivir que está bullendo ahora no puede ser aburrido, salvo que estemos distraídos. Entonces hacemos lo que el momento requiere. Hallamos maneras de estar presentes, desde donde estamos. Desde donde estés. Y la invitación a este espacio surge para darnos la propia compañía. Es tu propia historia de amor la que te requiere. No sabes de qué te estas “perdiendo” allí, pero tampoco sabes de que te estas perdiendo aquí. Cómo no nos hemos de sentir así solos y perdidos? Entonces dejamos de hacerlo y empezamos a enamorarnos del lugar en el que estamos. No porque sea ésto algo “elevado”, sino porque de otra manera padecemos y ahora lo hemos comprendido. 



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Es lo que hay on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: