Emociones

Reparo en que las emociones surgen, se apropian del sistema y se desvanecen como espuma. Noto las emociones “aquí dentro”. Cada una de ellas. No proceden de afuera, nadie ni nada me las da en una cajita para que las sienta. Son movimientos energéticos. Aparecen aquí. El punto que quiero recalcar es que no provienen de nadie mas. De nada externo. Enfado, depresión, confusión, frustración, indiferencia, temor, victimizacion, tristeza, alegría, apertura, interés, paz, etc. Ninguna puede ser otorgada, solamente pueden ser provocadas o activadas. Puede dar la impresión de que esa persona lo provoca, que aquel evento lo suscita, que se origina del mundo. Sin embargo, si estás atento, advertirás que esas reacciones están basadas en creencias, formadas a su vez de pensamientos concatenados. Así, nadie debe amarte o no debería odiarte. Nadie, en última instancia, provoca tu ira o indignación. Eso es algo que te estas dando, basándote en supuestos: el cuento que te cuentas.
Una cosa que pude observar en varias oportunidades, es a padres golpeando un objeto inanimado para calmar a su hijo cuando se golpeó con él. Parece algo inocente. Haciendo culpable al objeto y castigándolo por lo que le hicieron. Ustedes vieron eso? Yo si. Después golpeamos y/o queremos venganza contra cualquiera que nos haya herido, de cualquier modo. O nos dicen algo que nos duele acerca de nuestro aspecto y eso nos provoca dolor porque hay una creencia con la que estamos en lucha y queda expuesta por alguien más. El que nos lo dijo no nos puede herir sin que antes nosotros no nos estemos lastimando con esa creencia. Finalmente saber que podemos comprender y llegar a ver, que podemos investigar esas creencias para comenzar a brindarnos amor incondicional, no como una meta, sino más bien como subproducto o resultante de ese entendimiento, de esa toma de conciencia que nos aportará la libertad para ir al encuentro de otro ser humano, totalmente abiertos, para brindarnos sin miedo.

IMG_0965

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Dictados del Corazón
    Ene 30, 2015 @ 06:12:46

    Ya lo dice UCDM: Nada externo a ti puede hacerte temer o amar porque no hay nada externo a ti.
    Genial la entrada!

    Responder

  2. Juan Pablo
    Ene 30, 2015 @ 08:16:34

    Muchas gracias por comentar DDC!

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Es lo que hay on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: