Le llamo Hogar

Cuando te das cuenta que esto que aparece en este preciso instante es todo lo que hay, surge un natural descanso y alegría silente. Esto es con todo lo que tendrás que lidiar. La mente en el acto quiere escaparse de la realidad. No puede acariciar la idea de que esto sea todo y entonces la encuentro en mundos imaginarios y tiempos alternativos. Ella está libre para ir y regresar. En realidad el modo que parece tener la mente para ser, es crear y creer en cosas que imagina. Cuando se recupera el contacto con este momento único, otra vez surge esa dicha sutil, como cuando recuerdas algo que añorabas. Vuelves a casa. Se que este lugar siempre está presente. Antes vivías en la mente y visitabas cada tanto la realidad y después ves que esta evidencia es tu hogar y haces incursiones en la temporalidad. En este instante hay simultaneidad y los límites del yo psicológico se desdibujan. Surge aparentemente a la distancia el llanto de un bebe. Pero en el ahora no hay distancias. Todo surge ahora. La escucha, la visión, el movimiento de este músculo, el vuelo de la mosca. Esto no tiene nada de espectacular. Y la gata maúlla aquí, en mi. Esto soy/somos. Como un agujero negro, todo se consume y todo surge nuevo y fresco, de la nada.

2015/01/img_0927.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Es lo que hay on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: