Original y ordinario

Recientemente escuché algo que me hizo reflexionar. Decía algo así como que cuando somos pequeños queremos ser iguales, para poder encajar. A medida que crecemos queremos ser diferentes para poder distinguirnos y destacar. Entonces me pregunto qué hay de malo en ser quien uno es. Uno no puede no ser. Uno sólo puede expresar quien es y esa es la mayor libertad que encontraremos o bien fingir quien uno no es y en algún momento nos sentiremos frustrados y diminutos. Somos iguales en cuanto a género humano, somos iguales por el solo hecho de ser humanos y a la vez somos únicos por la manera singular que la llama de la vida embebe este cuerpo y como se expresa a su través. Así somos originales y ordinarios a la vez. Nunca vas a complacernos a todos. Nunca vas a lograr agradarnos a todos y siempre te vamos a juzgar. Así funcionamos, hasta que no. Mientras tanto complace y agrada al único que está más cerca que tu respiración: Ese eres tú.

2015/01/img_0810.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Es lo que hay on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: