Costoso

No me siento una persona espiritual. Vaya contradicción. Una mente calmada o una mente bulliciosa, allí está. Una mente cargada de hermosos pensamientos e imágenes o repleta de pensamientos negativos. Dulces sueños o pesadillas espantosas. Esas son cosas que emergen ante mi. Llaman la atención e intentan llevarme con ellas desde el dolor al placer en cualquier orden. Me dicen que es mejor ésto a lo otro. Que es mejor la actividad que el reposo o ser amable a ser grosero. Que me mantenga en forma y que mejor no coma aquello. Que esté feliz, centrado y conciente. Que esté sonriente y que solamente haga comentarios inteligentes. Que si no, que si sí, que debiera o necesito. Y ahí está la voz que se parece a algún “yo” o “mi” y quiere definir lo que soy y que defiende su autoimagen que tanto trabajo le cuesta sustentar. Lo cierto es que mantener un ego señores, es ciertamente muy costoso.

IMG_9992.JPG

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Es lo que hay on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: